HIStoria del catálogo ATV "Beatles"

A continuación les presentamos un reportaje sobre la historia, curiosidades y mucho mas sobre el famoso catálogo ATV de los Beatles, el cual Michael compró a mediados de los años 80's.

Publicación de música y los comienzos de los Beatles.
Cuando The Beatles grabaron su primer disco, “Love Me Do”, John y Paul firmaron la canción como coautores: Lennon/McCartney. Para poder venderla legalmente en cualquier formato (single o lo que sea), se necesita cumplir con una serie de requisitos legales: registrarla como suya y publicarla como tal obra conforme a la ley.

La publicación de obras musicales es todo un negocio, y muchos músicos que empiezan no tienen el dinero ni el conocimiento para estos trámites, por lo que recurren a un editor, quien -por un porcentaje de las ganancias, publica el tema y, si los músicos carecen de formación académica, también lo registra a nombre de ellos (el derecho de autor es inajenable, otra cosa es la cesión de los beneficios que pueda generar la canción que sí que pueden cederse en un porcentaje o totalmente)

Además de las ganancias por publicar la canción, también existe un beneficio -generalmente menor-, para quien la escribe, llamado “royalties”. El Royalty es el dinero que gana el autor por cada disco que se vende de su canción y suele ser un porcentaje pequeño (un euro o así sobre el precio total del disco en el mercado, sobre todo cuando el grupo es novel y no puede exigir más a la compañía discográfica). La compañía discográfica, como que es la que graba, prensa, pone el disco en las tiendas y contrata a los músicos (para grabar con una casa de discos tienes que firmar antes un contrato discográfico) se lleva la mejor parte de las ventas de cada disco.

En aquella época, George Martin sugirió como editor a un conocido suyo, Dick James, quien propuso a John y Paul crear una compañía que publicara sus canciones: Northern Songs. James, por la labor realizada, se dejó el 50% de las acciones de la empresa, John y Paul, cada uno, un 20% y Brian Epstein un 10%. Al crear la empresa, James se dejó el derecho de un voto extra para tener el control, y, se crearon Lenmac y Maclen, compañías destinadas a recaudar las royalties de John y Paul como co-compositores, pues en Inglaterra el impuesto es menor si se maneja como empresa que si se hace personalmente.

Al crearse una canción, se reparte dinero de la venta de cada disco entre el autor, el músico que la toca, el editor y la compañía discográfica. Sobre las grabaciones originales la ganancia del editor es menor que si fueran nuevas versiones, que se pueden hacer solo si el editor lo permite. Ese es el gran negocio, pues cada vez que por ejemplo Paul canta Yesterday, debe pagarle al editor. Cada vez que la canción suena en radio, aunque sea la versión original, el editor gana. El poder del editor es enorme; por ejemplo, para un anuncio de Nike, no se usó la grabación original de Revolution, pues EMI es la dueña, así que se usó una versión, pues el editor sí podía hacer algo así.

Casi todas las grabaciones originales de The Beatles son propiedad discográfica de EMI. Apple Records, (o sea, Yoko Ono y Olivia Arias como viudas de John y George,y Paul y Ringo), posee las grabaciones originales del Let It Be y del Abbey Road. Cuando cualquier persona quiera cantar esas canciones, así sea el mismo Paul, resulta que está haciendo una nueva versión, y, por lo tanto, debe pagarle al editor. Así que el editor gana dinero cada vez que se tocan las versiones originales, y cada vez que alguien las versiona, reproduce, imprime su letra, etc. (aunque sean los mismos autores) En pocas palabras, el editor es el dueño de la canción.